Entradas

Mostrando las entradas de junio, 2018

HACIA UN ZEN LAICO

Imagen
Las grandes aventuras del espíritu nacen laicas: terrenales, sencillas, mundanas, al alcance de todos, abiertas, relativas a necesidades que cualquiera capta. ¿Qué ha pasado para que esas experiencias raigales se transformen en empresas secuestradas a sus poseedores iniciales, encorsetadas en formas rígidas y acartonadas?

El Zen es un camino de retorno a la experiencia auroral de tomar la vida en propias manos. Plantear un Zen laico significa, entonces, apuntar a experiencias capaces de modificar en la persona el sentido de la autoridad (de la libertad), por así decir de dentro hacia fuera.

Zen laico es lo seglar ante (por delante de, antes que) lo eclesiástico. Es el atuendo civil, el comportamiento standard, la indiferencia ante signos y atributos de la jerarquía. Es evitar cualquier elitismo o distancia respecto de los demás.

Zen laico es lo corpóreo respecto a lo espiritualizado. Lo sensitivo ante lo extra-sensorial. La impureza y la imperfección de lo vivo ante una idea abstracta de…

ZEN Y EL OFICIO DE VIVIR 8

Imagen

ZEN Y EL OFICIO DE VIVIR 7

Imagen

ZEN Y EL OFICIO DE VIVIR 6

Imagen
Para el Zen, un círculo que cierra es un error de concepto.

Alberto SIlva

ZEN Y EL OFICIO DE VIVIR 5

Imagen
Somos una edición descuadernada.

Somos el libro obscenamente abierto de la vida.

Somos un acontecer que estalla sin descanso: olas del acantilado de Étretat, en la costa normanda.

Somos lo que explicita y a la vez se vuelve a implicitar, sin solución de continuidad.

Somos una elipse de excentricidad variable: delata lo azaroso de la existencia.

Incapaces de descifrar eso real que somos, siendo eso que hay en nosotros (y que es nosotros).

Trazamos garabatos torcidos que acaban mancillando la promesa de una página en blanco.

Alberto SIlva

ZEN Y EL OFICIO DE VIVIR 4

Imagen
La práctica del Zen (zazen: meditación sentada) te transforma en el alumno más constante, madrugador y diligente de la escuela de las cosas.

En japonés, escuela de las cosas se dice mono-ha. Designa un movimiento artístico de la posguerra nipona, dedicado a darle un giro a la propia vida a fin de modificar a continuación su crónica, relato o modo de transmisión.

Para el Zen, la vida no es más que la escuela de las cosas. Zazen es el maestro de la vida de personas inmersas en la materialidad concreta de las cosas de este mundo.

Alberto SIlva

EN TORNO A ZEN Y PSICOTERAPIA

Imagen
El malestar de nuestro tiempo devuelve actualidad a un concepto clave de la antigüedad clásica: la cura. Muchos pensadores griegos y filósofos latinos concebían la sabiduría (y el amor que cabe dedicarle) como entrega a la cura (cultivo, cuidado, reparación) de uno mismo. De los presocráticos a Pierre Hadot y Michel Foucault, un hilo conductor expresa con distintos matices esta ocupación (preocupación) occidental. Abundantes y variadas psicoterapias contemporáneas recogen parecido zeitgeist.

Desde hace milenios, por su parte, el sudeste de Asia concibe la existencia del hombre como unidad. Esta puede ser conseguida por medio de una práctica capaz de volver compatibles (cómplices en un mismo individuo) lo que en el Oeste solemos distinguir (cuando no desmembrar): cuerpo, mente, emoción y lenguaje. Un término parece compendiar diversos proyectos orientales disímiles en tiempo y espacio: la meditación como proceso de curación del individuo a partir de una práctica soberana.

Psicoterapia…

ZEN: LUZ Y SOMBRA DE UN PENSAR QUE SE LAS TRAE

Imagen
Es bueno que el Zen atraiga la atención de filosofía & co, un portal de pensamiento y cultura en lengua castellana especialmente activo y atinado. Y es óptimo que algo dicho sobre el Zen suscite (como eco necesario) otras palabras libres que, como las mías iniciales, no son más que un dedo señalando a la luna, la luna de la práctica en la vida real. Porque, nunca olvidemos algo esencial: el Zen es simplemente "practicar" una vida vulgar y corriente, solo que en circunstancias de conciencia creciente. Es además vivir para decirlo.

Elaborar un lenguaje claro y razonado sobre el Zen me parece una tarea urgente. No ya para fines de un orientalismo necesitado de divulgación. Sobre todo, y antes que nada, para potenciar nuestra propia e inmediata indagación occidental sobre el misterio de lo humano.
Sigue link del comentario:

https://blogs.herdereditorial.com/filco/zen-luces-sombras-filosofia-de-moda/

Alberto SIlva


ZEN Y EL OFICIO DE VIVIR 3

Imagen
Zen y zazen brotan de una incomodidad, de un desajuste, de un sufrimiento, de un rechazo. De esa misma fuente mana la más dulce alegría.

Alberto SIlva

ZEN Y EL OFICIO DE VIVIR 2

Imagen
Zen es el discurso de una práctica meditativa llamada zazen. Zen y zazen: dos piernas robustas para echarse al camino.

Alberto SIlva