Entradas

ZEN Y LA PARADOJA DEL CANGREJO

Imagen

BOWIE, COHEN, CRITCHLEY (POR ELEGIR UN ORDEN ALFABÉTICO)

Imagen
En la revista Otra Parte on line de esta semana aparece una nota de Marcelo Cohen. Como todas las suyas, esta es una explosión de propuestas, un kanji de 20 signos delante del cual uno no puede más que detenerse a mirar (¡si!: primero percibir, luego pensar). Esta semana escribe sobre un ensayo de Simon Critchley titulado "Bowie", por David, claro. Ilumina muchas cosas. Ahora sólo quiero detenerme en una frase de Cohen y otra de Critchley, encadenadas: Si Bowie -reflexiona Marcelo- se "decreaba" continuamente era para dar con alguna “base”, un fundamento para el baile de apariencias. La prueba está en una nota de prensa que acompañaba "Reality", un disco de 2003: “La base es más una influencia omnipresente de contingencias que una estructura definida de absolutos”. Durante las sesiones de Zen siempre insisto en que zazen (el Zen practicado) no es otra cosa, según Dôgen, que un "giro de la base". Y que esa base es el légamo vital, torrencial, mi…

ZAZEN: ALGUIEN SE CUELGA DE LA LUNA

Imagen
La práctica del Zen es muchas cosas. Un viaje cotidiano hacia la luna. Alguien colgándose de una fuente de luz. Un bailarín que circunvala sus reflejos. Un contorsionista que no teme hacer el payaso. Un inquisidor de inmensidades. Alguien que va corriendo detrás de palabras que puedan "decir" qué ocurre cuando se sienta a practicar zazen. Como en el texto que sigue: se lo mandé hace un tiempo a Nicolás Schuff para un podcast suyo.
Cada día atravieso Kioto de Oeste a Este por Shijo-dori, la calle más larga de la ciudad. Dentro del coche me encanta sentir su cuadrícula extendida sobre un plano. ¿No habré sido yo el urbanista que soñó hace doce siglos esta réplica sosegada de Pekín?
Anochece y el coche me lleva al encuentro de la luna llena, que ya se asoma un poco. Su lomo amarillo tiembla (apenas) detrás del erizo inquieto de las luces urbanas.
La luna parece que respira. Se empina con puntualidad de vecina amable. Cuando llego a Horikawa aprecio un tercio de su figura. La ad…

EN TOKIO, EN PLENO OTOÑO, EN PLENO ARTE

Imagen
Estos días inaugura exposición Emilio Fatuzzo, inmediatamente después de la que mostró en el Centro Cultural Borges de Buenos Aires. Me pidió que escribiera el texto del programa. Aquí está... VACÍO Y FORMA EN EL ARTE DE EMILIO FATUZZO ¿Cómo compone sus obras Emilio? Cada vez se detiene a escrutar lo que tiene delante: un inmenso mantel blanco, "sin mancha ni ruga", desnudez que se apoya en bastidor enclenque. Desde un rincón miro al hombre que acecha la tela (como a una presa), ojos alerta, músculos tensos de tigre dispuesto a saltar. Hasta que su mano se activa y el pincel ensucia el lienzo con rayitas oscuras, garabatos de niño que juega en la arena. De a poco agrega lo que manda la tela (artista y materia no ocultan su transa): círculos inconclusos, alas que vuelan allá lejos, brochazos (a)parecen dispersos. Va sumando borrones de colores lavados, o fauves, curvas atrevidas, planos imposibles, pasitos de pulpos de mirada sedosa. El tigre va a su aire. Entre una embestid…

EL DOBLE EXILIO

Imagen
EN BARCELONA, EN PLENO OTOÑO, UN 16 DE OCTUBRE
Cuando dos personas especiales se conectan saltan chispas, en forma de cartas y poemas.  No se pierdan este libro fuera de la común, en edición del gran poeta que este viernes lo presenta.

RESPLANDOR DE LA BRUMA

Imagen
Siempre recuerdo un film del director Marcel Carné, "Quai des brumes", diría que de 1938 o 1939. En todo caso, de mi infancia.

Dejo a la memoria libre de equivocarse a gusto con los detalles de esta peli. Se me asoma la imagen de Jean Gabin, joven polizón que llega a Le Havre ¿huyendo? desde América Latina. Hasta entrar en mi vida el Zen, la niebla tupida tuvo ese mismo toque angustioso y tétrico: la película me mantuvo en vilo (me sigue sacudiendo cuando la rememoro). No era para menos: el delincuente llega para matar o morir; lo hace y vuelve a América Latina (supongo que en otra sentina húmeda y llena de ratas). Por así decir, dejó a su país sumido en una espesa bruma moral que habría de durar hasta 1945.

Desde entonces, y en consonancia con lo que sugiere una cultura como la nuestra, la neblina la sentía como una versión sutil de los velos de maya: confusión por falta de visión nítida. Y muchas veces me consideré partícipe de la presuposición (considerada evidente) de q…

EMILIO FATUZZO EN JAPÓN

Imagen
Año prometedor para un plástico argentino de primera calidad. Cuando todavía se escuchan en Buenos Aires ecos de su exposición en el Centro Cultural Borges, está a punto de comenzar otra muestra importante en Tokio. 

Ya hablaré de sus cuadros y del hecho mismo de su exposición en el barrio de Nishi-Azabu. Pero hoy quiero anticipar la llegada de Emilio al aeropuerto de Narita. Puede que vayan a buscarlo y lo lleven a su alojamiento, tal vez en sitio cercano a la expo. O puede que tome el tren eléctrico de alta velocidad hasta la estación de Ueno y allí cambie al subterráneo urbano, hasta destino. Lo que sea pasará el sábado por la tarde y recién el domingo recibirá de lleno el impacto del otoño.

Porque es del otoño que quiero hablar. Del otoño que estarán mirando los ojos de Emilio (cansados del viaje, pero con la cualidad aquilina que acostumbra). El otoño de Japón es una estación emocionante, digna de algunos de los más bellos haikus, como este de Shiki, en el siglo XX tokiota:
Se abre …

PENSAR DESDE UN LUGAR DIFERENTE

Imagen
¿"Pensar el Zen" significa abordarlo únicamente desde un lugar "filosófico"?

Según el Zen, tal no ocurre forzosamente y, sobre todo, no ocurre únicamente en un formato que usualmente se considera filosófico. El Zen suscita un tipo de pensamiento que a menudo incomoda a sus interlocutores (como cuando afirma: "Zen es Y no es filosofía"). Pero que nadie imagine que dicha postura deja de ser incómoda también para el propio Zen (como personalmente resulta ingrato dar una opinión sobre organización doméstica si alguien nos la solicita en casa ajena).

Como pastilla de jabón en la ducha, el discurso del Zen a menudo resulta resbaloso, deslizante, difícil de apresar. No se deja abarcar, aprehender, porque de alguna forma es un "pensar" en segundo grado, un "comprender" a partir de experiencias de vida que encuentra ya instaladas (a veces desarrolladas) en los códigos expresivos que aportan quienes practican zazen: códigos lingüísticos (prosai…

PAUL TILLICH, EL ZEN Y EL PENSAMIENTO LIBRE

Imagen
Cuando me pregunto qué autores occidentales pueden ayudarnos a calibrar mejor el amplio espectro del Zen (hablen ellos o no "sobre Zen"), de inmediato aparece Paul Tillich, como parte de una lista que los años van ampliando. Tillich conoció el Zen a través de colegas académicos. Estuvo en Japón, invitado a dar conferencias: su "teología negativa" no podía sino atraer a las mentes más lúcidas de los herederos de la "Escuela Filosófica de Kioto". Mi valoración del teólogo alemán no se modifica por el hecho de no compartir, técnicamente hablando, su fe. El hecho notable es que la dimensión que el autor de "El coraje de ser" (60 años después de su primera publicación) brinda de la existencia contemporánea mantiene una actualidad que estimula la re-lectura (la recomiendo), pero que a la vez sobrecoge, por la lentitud con que se mueve (¿tan siquiera "avanza"?) la tarea común de ser humanos, volvernos humanos y comportarnos como tales. Conoc…

LA POESÍA DE UN TAL ALBERTO SILVA

Imagen

ZEN ES EDUCAR LA ATENCIÓN

Imagen
¿Qué llama la atención de esta niña? Que está "atenta". Diría más: está "dedicada" a la atención. Está absorta. ¡Qué ejemplar la existencia al ponernos delante antes que nada aquello que queremos-debemos-merecemos ser. Porque cuando estamos atentos no es simplemente que "estemos" en un espacio-tiempo dados, es que lo abarcamos por completo, al punto de que lo "somos". En momentos así, existimos con plena "conciencia". Y "disfrutamos".
Grandes palabras todas esas. el zazen (Zen practicado como meditación) se esfuerza por aterrizarlas y convertirlas en simple y sencilla realidad cotidiana. Se podría afirmar que Zen es "eso", que es "para eso". Entonces, ¿qué nos ocurrió entre haber experimentado de ese modo la infancia y la situación frecuente de adultos más o menos dispersos en lo que hacemos, sufriendo por ello? Porque, reconozcamos, vivimos un poco alienados. O, si la palabra suena demasiado fuerte, al men…

UNA SESIÓN DE ZAZEN

Imagen
"Zazen" designa la meditación (zen) sentada (za: como zafu, zafutón; de allí el difundido futón). Estos días, en varias latitudes y longitudes comienzo ciclos de "Zen laico". Me preguntan cómo funcionan las cosas en una "sesión de zazen". Dejo para otro día mencionar su característica "laica" y me centro en lo que Dôgen (iniciador de la meditación Zen en el siglo XIII) designaba, sin más precisiones, como "la práctica".

Igual que los grandes platos nacionales ("milagros" domésticos como la escudella, puchero o cocido, por ejemplo), el zazen combina ingredientes variados: silencio, plática, diálogo, inmovilidad, movimiento. "El punto" de toda buena cocción (o sea: lo que distingue al buen guiso de una comida tonta y aburrida) consiste en acertar los ingredientes, su cantidad y aliño, así como el momento oportuno para poner y sacar cada elemento de la marmita.

Señalo dos, a fin de dar una imagen comprensible de la si…