Entradas

Mostrando las entradas de octubre, 2018

PENSAR DESDE UN LUGAR DIFERENTE

Imagen
¿"Pensar el Zen" significa abordarlo únicamente desde un lugar "filosófico"?

Según el Zen, tal no ocurre forzosamente y, sobre todo, no ocurre únicamente en un formato que usualmente se considera filosófico. El Zen suscita un tipo de pensamiento que a menudo incomoda a sus interlocutores (como cuando afirma: "Zen es Y no es filosofía"). Pero que nadie imagine que dicha postura deja de ser incómoda también para el propio Zen (como personalmente resulta ingrato dar una opinión sobre organización doméstica si alguien nos la solicita en casa ajena).

Como pastilla de jabón en la ducha, el discurso del Zen a menudo resulta resbaloso, deslizante, difícil de apresar. No se deja abarcar, aprehender, porque de alguna forma es un "pensar" en segundo grado, un "comprender" a partir de experiencias de vida que encuentra ya instaladas (a veces desarrolladas) en los códigos expresivos que aportan quienes practican zazen: códigos lingüísticos (prosai…

PAUL TILLICH, EL ZEN Y EL PENSAMIENTO LIBRE

Imagen
Cuando me pregunto qué autores occidentales pueden ayudarnos a calibrar mejor el amplio espectro del Zen (hablen ellos o no "sobre Zen"), de inmediato aparece Paul Tillich, como parte de una lista que los años van ampliando. Tillich conoció el Zen a través de colegas académicos. Estuvo en Japón, invitado a dar conferencias: su "teología negativa" no podía sino atraer a las mentes más lúcidas de los herederos de la "Escuela Filosófica de Kioto". Mi valoración del teólogo alemán no se modifica por el hecho de no compartir, técnicamente hablando, su fe. El hecho notable es que la dimensión que el autor de "El coraje de ser" (60 años después de su primera publicación) brinda de la existencia contemporánea mantiene una actualidad que estimula la re-lectura (la recomiendo), pero que a la vez sobrecoge, por la lentitud con que se mueve (¿tan siquiera "avanza"?) la tarea común de ser humanos, volvernos humanos y comportarnos como tales. Conoc…

LA POESÍA DE UN TAL ALBERTO SILVA

Imagen

ZEN ES EDUCAR LA ATENCIÓN

Imagen
¿Qué llama la atención de esta niña? Que está "atenta". Diría más: está "dedicada" a la atención. Está absorta. ¡Qué ejemplar la existencia al ponernos delante antes que nada aquello que queremos-debemos-merecemos ser. Porque cuando estamos atentos no es simplemente que "estemos" en un espacio-tiempo dados, es que lo abarcamos por completo, al punto de que lo "somos". En momentos así, existimos con plena "conciencia". Y "disfrutamos".
Grandes palabras todas esas. el zazen (Zen practicado como meditación) se esfuerza por aterrizarlas y convertirlas en simple y sencilla realidad cotidiana. Se podría afirmar que Zen es "eso", que es "para eso". Entonces, ¿qué nos ocurrió entre haber experimentado de ese modo la infancia y la situación frecuente de adultos más o menos dispersos en lo que hacemos, sufriendo por ello? Porque, reconozcamos, vivimos un poco alienados. O, si la palabra suena demasiado fuerte, al men…

UNA SESIÓN DE ZAZEN

Imagen
"Zazen" designa la meditación (zen) sentada (za: como zafu, zafutón; de allí el difundido futón). Estos días, en varias latitudes y longitudes comienzo ciclos de "Zen laico". Me preguntan cómo funcionan las cosas en una "sesión de zazen". Dejo para otro día mencionar su característica "laica" y me centro en lo que Dôgen (iniciador de la meditación Zen en el siglo XIII) designaba, sin más precisiones, como "la práctica".

Igual que los grandes platos nacionales ("milagros" domésticos como la escudella, puchero o cocido, por ejemplo), el zazen combina ingredientes variados: silencio, plática, diálogo, inmovilidad, movimiento. "El punto" de toda buena cocción (o sea: lo que distingue al buen guiso de una comida tonta y aburrida) consiste en acertar los ingredientes, su cantidad y aliño, así como el momento oportuno para poner y sacar cada elemento de la marmita.

Señalo dos, a fin de dar una imagen comprensible de la si…