Entradas

Mostrando las entradas de octubre, 2018

ZEN ES EDUCAR LA ATENCIÓN

Imagen
¿Qué llama la atención de esta niña? Que está "atenta". Diría más: está "dedicada" a la atención. Está absorta. ¡Qué ejemplar la existencia al ponernos delante antes que nada aquello que queremos-debemos-merecemos ser. Porque cuando estamos atentos no es simplemente que "estemos" en un espacio-tiempo dados, es que lo abarcamos por completo, al punto de que lo "somos". En momentos así, existimos con plena "conciencia". Y "disfrutamos".
Grandes palabras todas esas. el zazen (Zen practicado como meditación) se esfuerza por aterrizarlas y convertirlas en simple y sencilla realidad cotidiana. Se podría afirmar que Zen es "eso", que es "para eso". Entonces, ¿qué nos ocurrió entre haber experimentado de ese modo la infancia y la situación frecuente de adultos más o menos dispersos en lo que hacemos, sufriendo por ello? Porque, reconozcamos, vivimos un poco alienados. O, si la palabra suena demasiado fuerte, al men…

UNA SESIÓN DE ZAZEN

Imagen
"Zazen" designa la meditación (zen) sentada (za: como zafu, zafutón; de allí el difundido futón). Estos días, en varias latitudes y longitudes comienzo ciclos de "Zen laico". Me preguntan cómo funcionan las cosas en una "sesión de zazen". Dejo para otro día mencionar su característica "laica" y me centro en lo que Dôgen (iniciador de la meditación Zen en el siglo XIII) designaba, sin más precisiones, como "la práctica".

Igual que los grandes platos nacionales ("milagros" domésticos como la escudella, puchero o cocido, por ejemplo), el zazen combina ingredientes variados: silencio, plática, diálogo, inmovilidad, movimiento. "El punto" de toda buena cocción (o sea: lo que distingue al buen guiso de una comida tonta y aburrida) consiste en acertar los ingredientes, su cantidad y aliño, así como el momento oportuno para poner y sacar cada elemento de la marmita.

Señalo dos, a fin de dar una imagen comprensible de la si…